Reinstalar Windows 10 sin perder la licencia de activación

Reinstalar Windows 10 puede ser algo poco intuitivo para muchos usuarios, ya que no tienen los conocimientos necesarios para reactivar Windows y configurarlo de la forma adecuada. Por eso en este artículo explicaremos cómo reinstalar Windows 10 sin perder la licencia de activación.

Afortunadamente, los tiempos de formateo han cambiado: lo que antes suponía un verdadero dolor de cabeza, actualmente es sumamente fácil. Windows 10 incluye una herramienta lo suficientemente completa que nos dará la posibilidad de solucionar muchos de los problemas frecuentes. Esta herramienta permitirá que restauremos Windows 10 a una versión anterior en el tiempo, como así también llevar a cabo una reinstalación del sistema operativo desde cero, pero logrando mantener la licencia.

Esto es fundamental para usuarios poco familiarizados, ya que permitirá volver a disfrutar de un SO fresco y en perfecto estado, sin la necesidad de manualmente activarlo. Sin embargo, es nuestro deber avisarte que, en caso de que no puedas realizar la tarea, puede ser conveniente llamar al soporte técnico de Microsoft: ellos te darán las soluciones que necesitas.

Reinstalar Windows 10 sin perder la licencia de activación

Reinstalar Windows 10 de forma limpia manteniendo la licencia

El primer paso es sencillo: acceder a la aplicación de configuración de Windows 10. Puedes lograrlo haciendo clic en el icono del engranaje del menú Inicio.

A continuación, ya tendrás abierta la aplicación de configuración de Windows 10, donde tendrás diversas maneras de acceder a la herramienta de reinstalación. El método que elegimos nosotros es escribir la palabra restablecer en el buscador, en el borde superior de la plataforma. De este modo podrás comenzar a restablecer tu equipo.

Luego tendrás una nueva ventana con varias opciones: la que debemos seleccionar es la que dice “Más información sobre cómo empezar de cero con una instalación limpia de Windows”.

Haciendo click ahí se desplegará una ventana azul donde nos preguntarán si estamos seguros: nuestra respuesta es sí. Luego, podremos comenzar de cero con la instalación de nuestro sistema operativo Windows 10.

De todos modos, es menester aclarar: todos tus archivos personales se conservan intactos, por lo que continuarán exactamente en el mismo lugar donde los tienes ahora mismo. Esto supone gran ventaja: ya no tendremos la necesidad de hacer backups de seguridad de archivos valiosos, ya que no los perderemos con el proceso.

Igualmente, es conveniente realizarlo. Especialmente en los documentos importantes, con el fin de minimizar riesgos de pérdida durante el proceso de reinstalación de Windows 10 sin perder la licencia de activación.

Cuando ya estés listo y preparado para reinstalar Windows 10, solo deberás clickear el botón “Comenzar” para que el proceso comience de inmediato. Su duración es variable: dependerá de la cantidad de software que tengas instalados.

Y es así de simple reinstalar Windows 10 (posiblemente la mejor versión hasta el día de la fecha) manteniendo la licencia activada, pero en caso de que tengas inconvenientes, te recomendamos llamar al soporte técnico de microsoft.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *