Consejos sencillos para aumentar la señal de Wi-Fi y sacar más provecho de la conexión a Internet

Aprende a potenciar tu señal de Internet para hacerla más fuerte, llegar más lejos y darte velocidades de Internet más rápidas.

Si no obtienes las velocidades de Internet que pagas, probablemente la razón sea la señal de tu router de Internet inalámbrico. Aunque muchos factores afectan a las velocidades de Internet, tu señal Wi-Fi puede mejorar o interrumpir tu experiencia de Internet en casa.

Cuando Facebook no se cargue debido a la lentitud de Internet, puede ser el momento de hacer que su señal Wi-Fi sea más fuerte en casa. Utilice alguno o todos los consejos siguientes para mejorar su señal Wi-Fi y acelerar su Internet. Conseguiras una excelente, aunque tengas

5 formas de potenciar tu Wi-Fi y hacer que tu Internet sea más rápida

Antes de renunciar a tener el Wi-Fi rápido con el que siempre has soñado, prueba estos sencillos consejos y trucos para recargar el Wi-Fi de tu casa. Las cinco recomendaciones siguientes pueden aumentar la velocidad y la calidad de tu Wi-Fi, aunque estés pagando el internet más barato.

1. Actualiza tu seguridad para cortar las sanguijuelas del ancho de banda

Los usuarios adicionales disminuyen la velocidad de su conexión a Internet ocupando el ancho de banda de Internet. Si no se añade protección a la red Wi-Fi, se abre la red a los aprovechadores. Por eso Wired recomienda a todos los propietarios de viviendas que protejan el acceso a sus routers con una contraseña compleja y seguridad WPA2.

Mantener la red Wi-Fi de su casa a salvo de intrusos es doblemente importante si su casa está automatizada. Todos los dispositivos conectados utilizan el ancho de banda, y cuantos más dispositivos externos utilicen su red, menos probable es que los dispositivos automatizados de su hogar obtengan el ancho de banda que necesitan. Además, si no se mantiene la seguridad de la red, los extraños pueden tener demasiado control sobre la cafetera, el aire acondicionado o el sistema de seguridad automatizado.

2. Optimice la configuración de su enrutador

Probar diferentes configuraciones en el router podría mejorar la fuerza de la señal y las velocidades en su casa.

Algunos routers tienen configuraciones de entretenimiento que priorizan el ancho de banda mientras juegas a los videojuegos o transmites contenido. Esta estrategia es menos efectiva cuando varios usuarios comparten una conexión Wi-Fi simultáneamente, así que intenta desactivar la configuración de entretenimiento.

Restablece los umbrales de solicitud de envío (RTS) en tu router. Esencialmente, el protocolo de umbral RTS borra un canal de transmisión de datos antes de que se envíen paquetes de datos en él. En una red Wi-Fi llena de gente, como un complejo de apartamentos, establecer el umbral RTS en un número menor podría ayudar a mejorar el rendimiento de la red Wi-Fi.

También puedes jugar con la fragmentación del router y la configuración del umbral RTS. Configurar el umbral de fragmentación a un valor menor puede ayudar a que los paquetes de datos se transfieran de manera más eficiente y mejorar los problemas de confiabilidad de la red. Sin embargo, configurar el umbral a un tamaño de paquete de datos más pequeño puede disminuir el rendimiento de la red si ya tiene una red confiable.

3. Elija un nuevo canal de Wi-Fi

Intenta cambiar el router de un canal Wi-Fi estándar de 2,4 GHz a un canal de 5 GHz para aumentar la velocidad de Internet, lo que debería suponer un mayor ancho de banda y menos interferencias.

Tanto las frecuencias de 2,4 GHz como las de 5 GHz ofrecen varios canales de transmisión de Internet, pero 2,4 GHz sólo ofrece 14 canales que se superponen, mientras que 5 GHz ofrece 23 canales que no se superponen. La superposición de canales puede hacer que los paquetes de datos que viajan de un lado a otro de los canales vecinos interfieran entre sí, lo que obstruye el ancho de banda y ralentiza la conexión.

Algunos enrutadores están limitados a la banda de 2,4 GHz. Si tu enrutador está limitado a 2,4 GHz, elige el canal 1, 6 u 11. Estos canales son los que menos se solapan con otros, especialmente si puedes hacer que tus vecinos usen sólo los canales 1, 6 u 11.

4. Adquiere un enrutador más nuevo y de alta calidad

El mayor problema que frena la conexión Wi-Fi de tu casa puede ser tu viejo router. Afortunadamente, hay muchas ventajas al comprar un nuevo router, así que estarías invirtiendo en algo más que en velocidades de Internet más rápidas.

Un nuevo enrutador también podría ofrecerte mejores funciones de seguridad en el hogar y ser compatible con un espectro más amplio de dispositivos. La seguridad y la compatibilidad adicionales ayudan a los propietarios interesados en automatizar su hogar o hacer más segura su red.

5. Reinicie su ruter.

Suena simple, pero a veces reiniciar el router puede acelerar la Internet. Del mismo modo que reiniciar el equipo puede solucionar de repente problemas desconocidos del equipo, reiniciar el router inalámbrico puede aliviar los problemas de conexión a Internet y aumentar la velocidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *